MEDIDAS PROPUESTAS POR EL GOBIERNO DE ESPAÑA PARA REDUCIR LA TASA DE TEMPORALIDAD EN EL CONJUNTO DE LAS ADMINISTRACIONES

Entrada original publicada en elnuevofuncionarioconhabilitaciondecaracternacional.wordpress.com

Tempus fugit para la estabilizacion

En primer lugar, pedir disculpas por el retraso en la publicación, la final he apurado el mes entero, sobre todo debido a una cuesta de enero con cambios profesionales y también con la alegría de la nominación a la III edición de los blogs jurídicos oro en la que el nivel era altísimo y los premios muy merecidos.

Desde aquí también quiero agradecer a todos los que me habéis apoyado y a los nuevos seguidores espero que os guste mi blog y sigáis fieles. Y sin más preámbulo vamos al lío, como continuación de las entradas sobre la temporalidad del empleo público voy a omitir en esta entrada el controvertido proceso de concurso puro y duro aprobado que ya es objetos de debate en redes sociales y otros foros para plantear algún oro dilema práctico en la aplicación de la Ley 20/20021:

Es importante intentar centrar los problemas con datos, en este caso sobre la temporalidad del empleo público en la administración los datos no son del todo claros. Las variables como el tipo de administración o sector y la duración de la temporalidad son variables a tener en cuenta y, vaya por delante que en la última reforma no se ha contemplado.

En el debate parlamentario los datos oscilan desde los 300.000 empleados de LARGA DURACION (más de 5 años) a los 800.000 empleados según el partido político que interviniera.

Tenemos un número TOTAL de empleados públicos de: 2.710.405 con la siguiente distribución entre administraciones:

Distribución total de empleados públicos
Empleo temporal a 2021

En las entidades locales existe mucho empleado indefinido no fijo de facto, pero sin declarar y sin constar en los registros, a veces hasta sin documentación sobre como accedió al empleo público. Existen caso de contratos por aumento de las circunstancias de la producción para la redacción de un Plan General en 1996 que siguen trabajando en el área de urbanismo y tampoco se ha aprobado el Plan General, o contratos por obra o servicio determinado del que no sé sabe que obra o servicio hacían.

La casuística en las entidades locales es amplia: además de por medio de los contratos temporales laborales, los interinos, los que entraron por contratos subvencionados, los que han ganado una sentencia judicial que les reconoce indefinido no fijo, los declarados por los propios ayuntamientos indefinidos no fijos… supone un verdadero problema para las entidades locales y no se va a ser justo. En las pequeñas y medianas entidades locales #PYMEL, que recordemos son el 85% del total de entidades locales en España supone CUALITATIVAMENTE un impacto o más bien un no impacto la gestión de su personal. En entidades locales con 3,5 o 10 empleados donde el 75% o el 85% son empleados temporales de larga duración sin regularizar.

Las plazas para estabilizar deben ser “estructurales” pero no hay concepto de plazas estructurales en la administración pública más allá de la definición de aquellas que son necesarias e imprescindibles para la prestación de las competencias “propias” legalmente encomendadas.

Las plazas de naturaleza estructural son aquellas insertas en la estructura de la organización municipal y que estén adscritas a actividades que el Ayuntamiento presta con carácter permanente y que ha asumido como propias con independencia de que dependan de una subvención (puestos de administración, oficios, etc., incluso personal de servicios prestados directamente por el Ayuntamiento), por lo que no podrían ofertarse puestos cuyo contenido sea coyuntural, como consecuencia de acumulaciones de tareas o de la ejecución de proyectos concretos.

Siempre hay que analizar en cada puesto, de mayor a menor contenido: competencias, funciones y tareas de cada puesto. De esa manera se puede determinar con exactitud si un puesto es estructural o COYUNTURAL.

Nos referimos a funciones propias administrativas realizadas por funcionarios públicos que conforman el “cuore” de la entidad local: secretaria, intervención, personal, contratación, atención ciudadana, seguridad ciudadana, administración electrónica… pero que pasa con las competencias “impropias” toda la reforma de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local de las competencias locales con la modificación del artículo 7.4 de la Ley 7/1985 de bases de régimen local ha supuesto muy poco avance.

Las competencias que se venían prestando de forma impropia se siguen prestando y el personal sigue siendo aportado por las entidades locales: escuelas de música, deportes, cultura todas ellas competencias necesarias y valiosas pero que han sido y son los verdaderos agujeros negros de las administraciones locales tanto a nivel económico como a nivel de gestión de personal. No podemos olvidar que hay veces que los gestores públicos actúan como si el presupuesto municipal no fuera de nadie.

Más allá de lo expuesto, en cada negociación colectiva de cada entidad local deberá determinarse que son plazas estructurales y ese es un caramelo muy goloso porque puedes incluir o no incluir plazas que ocupan personas o puedes como pretenden algunos sindicatos incluir como estructurales hasta las que no lo son. Nos tememos que no se producirá ningún análisis plaza por plaza y se optará masivamente por la segunda opción.
Muchas entidades locales no tienen registrado ni siquiera el nacimiento de la relación laboral ni la forma, sino que se acumulan contratos de obra o servicio, subvencionados, adscripciones sin que realmente se sepa el origen real de todo el personal.

Y para solucionar esto tenemos, si nadie lo remienda antes, dos procesos de ESTABILIZACIÓN, uno que comprende al personal con plazas estructurales y ocupadas de manera temporal hasta el 01 de enero de 2016 que irá a un proceso de CONCURSO DE MÉRITOS y otro proceso de ESTABILIZACIÓN ESPECIAL, que comprende al personal con plazas estructurales ocupadas de manera temporal desde el 1 de enero del 2016 hasta el 31 de diciembre de 2017 y que irán a un proceso de CONCURSO-OPOSICIÓN.
Todas las OPE´s publicadas, pero no convocadas, podrían ser rescatadas e incluidas en el proceso de ESTABILIZACIÓN ESPECIAL, por lo que como ya hemos avanzado serán masivas e inmanejables. Veremos que pasa con las que no se lleven a cabo por imposibilidad temporal material.

Como he dicho no voy a entrar todavía en profundidad en estos procesos porque como ya he manifestado, se está debatiendo mucho, existen iniciativas contrarias a esta reforma y además la la clave del proceso serán las BASES ESPECIFICAS DECADA PROCESO O GENERALES PARA LA ESTABILIZACION.

Si quiero, al menos plantear el debate sobre la aplicación de este proceso en la administración institucional de aquello entes participados por las administraciones territoriales cuyo reto ha sido y sigue siendo homogenizar y controlar como piden instituciones como las cámaras de cuentas principalmente. Planteo el debate de si, ya en el ente matriz supone un reto formidable tramitar y controlar los procesos de estabilización podemos imaginarnos lo complejo que puede ser en entes con personalidad jurídica propia que muchas veces tienen mejores condiciones laborales que el entre matriz. También creo que es un problema el no haber aclarado al menos de forma positiva en la legislación la capacidad de «absorción» de los mismo siempre que sean 100% públicos y como ha fracasado la reforma por la que se pretendía reducir todo lo entes instrumentales «accesorios». ¿os imagináis una estabilización masiva en estos entes? ¿creeis que se puede llegar a plantear una planificación del proceso?

Nos leemos.

Sin comentarios | Leído 67 veces
Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *